Abonos

ABONAR

Las plantas, necesitan mucha luz, aire y agua, tambien minerales.

Las raices, absorben el agua y los abonos, pero los abonos solo se asimilan disueltos en el agua que forma la savia de la planta.

El estiércol no es aprovechado por las raices, pero mejora el suelo y favorece la absorción de los minerales por la planta, aumentando la capacidad de retener agua y minerales.

Las sales minerales necesarias en los cultivos, las que se necesitan en mayor cantidad son Nitrogeno, Fosforo, y Potasa, que deben ser aportadas en forma de abonos.

Son necesarios tambien Magnesio, Calcio, Azufre, Boro, Hierro, Manganeso, Cinc, Cobre, Molibdeno, etc. En As Mariñas solo se presentan carencias de Magnesio, Calcio y Boro habitualmente.

Los abonos se pueden encontrar como abonos simples, Nitratos, superfosfato, o sulfato de potasa , o como abonos complejos, por ejemplo 12-12-24 en los que cada n£mero, indica la riqueza en un elemento, N nitrogeno-P fosforo-K potasio.

El abonado de fondo se realiza al labrar el terreno, cuando un cultivo necesite mas abono durante el crecimiento se deber aplicar el abono disuelto en el agua de riego.

EFECTOS DE LOS ABONOS

N NITROGENO: El exceso de N produce color verde oscuro, tallos y hojas muy gruesas, sensibilidad a enfermedades, y retraso en la floración. La falta de N produce plantas raquiticas que crecen lentamente, con color amarillento.

P FOSFORO:  Favorece el enraizamiento y la floracíon, importante en plantas jovenes. La falta de P produce plantas pequeñas con poca raiz, fallos en la fecundación, color morado en los tallos, la planta puede ser incapaz de asimilar el P aunque sobre en el suelo.

K POTASIO:  La falta de K produce disminución del peso de las hojas y frutos, menor resistencia a heladas, y en general falta de calidad. Pueden aparecer bordes amarillentos en las hojas, y manchas negras.

Simplificando, podemos decir que el Nitrógeno da crecimiento, el Fósforo raiz y flor, y el Potasio resistencia y peso.

SÍNTOMAS DE CARENCIA:

MAGNESIO: Amarilleamiento de las hojas mas viejas,  destacándose los nervios en color mas oscuro, disminuye la producción y el tamaño de la planta por la perdida de eficacia de las hojas.

CALCIO: Todas las partes de la planta pierden «dureza» en tomate aparecen daños en el extremo de los frutos. En lechuga, aparecen engrosamientos en la punta de las raices que se atrofian.

BORO: Las hojas nuevas paran de crecer, toman color blanco, se ahueca y pudre el centro del tallo.