Control biológico del pulgón

El daño producido por los pulgones no solo se produce porque estos chupan la savia de las plantas, sino que además producen un líquido azucarado que tapona los estomas de las plantas favoreciendo el crecimiento de ciertos hongos. Los pulgones transmiten diversas enfermedades producidas por virus, incluido el BYDV. Una baja concentración de nitrógeno en el suelo y la mayor actividad de depredadores y parasitoides naturales como mariquitas, sírfidos, himenópteros, escarabajos y arañas bajan la incidencia de ataques importantes de pulgones en cereales y leguminosas de grano.

Ciertas esporas de hongos también desempeñan un papel importante. Permanecen en latencia en el suelo hasta que las condiciones climáticas le sean favorables, infectando entonces por simple contacto a los pulgones que están de paso. Las hifas de los hongos se abren camino hacia el interior del pulgón, que permanecerá activo durante algunos días antes de morir. El pulgón muerto se vuelve de color pálido y permanece sujeto a la hoja durante algún tiempo. Cuando la temperatura y la humedad son adecuadas, el pulgón explota,enviando al aire numerosas esporas grises.

Los pulgones son atacados poruna gran cantidad de enemigos naturales, sobreviven gracias a su elevado número y a que se reproducen en forma prolífica. Tienen la característica que pueden reproducirse sin la colaboración de otro pulgón. Un solo individuo es capaz de producir varias copias idénticas de si mismo en un día, nacidas vivas y listas para empezar a alimentarse. En cambio sus enemigos no tienen la capacidad de reproducirse de esta forma, lo que implica un retraso importante en el control de la plaga dando ventaja a los pulgones, dado que en este tiempo el daño ya puede estar hecho.

El utilizar algunas variedades de plantas parcialmente resistentes al ataque de pulgones ayuda a reducir su índice de crecimiento, dando la posibilidad a sus enemigos naturales para que mantengan las poblaciones por debajo del umbral del perjuicio económico.

Otro aspecto importante de usar variedades resistentes es que obliga a los pulgones a buscar huéspedes vulnerables en otro lugar, entrando en contacto con depredadores activos del suelo cuando se desplazan por éste.

Algunos métodos de control

En algunos cultivos hortícolas se ha probado espolvorear con polvo de roca para inhibir la alimentación de los pulgones.

Empleo de extracto de ortiga y de silicato de sodio para estimular la resistencia de la planta. Aunque no han demostrado una efectividad cien por ciento.

Pulverizaciones con jabón blando de potasa. Plaguicidas naturales de amplio espectro como la cuassia , el pelitre y la rotenona, deben ser utilizados con precaución para no causar daño a los insectos benéficos.