Albahaca o alávega

Albahaca o alávega (de hoja fina o ancha)

Planta anual. Aromática, de color verde intenso y tronco erecto. Las flores son de color blanco y pequeñas. Para uso como condimento hay que utilizar las hojas nuevas que son las más perfumadas cuando la planta tiene una altura entre 10 y 20 cm. Alcanza una altura entre 30 y 60 cm. Se aprovecha la hoja, que sirve para condimentar comidas y ahuyentar a los mosquitos.

Exigente en luz. Intentar buscar un sitio muy luminoso (mínimo 4 horas al día)

temperatura optima de 20ºC a 30ºC. Poco exigente en Suelo

Planta susceptible de deshidratarse, esta debe de estar en un estado de humedad constante, sobre todo en épocas de calor. Riego frecuente pero en pequeñas cantidades. Si se cultiva en maceta o jardinera hay que observarla más a menudo, pues se deshidratan más a menudo, sobre todo en verano.

Recolección

A partir de los 40 días desde su plantación. Cortar con tijeras preferentemente los extremos de los tallos (10-20 cm de longitud) antes de la floración y siempre por encima de la yema, para que la planta pueda seguir vegetando. Secar a la sombra.

Se le atribuyen las siguientes propiedades

Elimina el agotamiento causado por el estrés, revitaliza y favorece la memoria. Activa las funciones intestinales, afecciones de las vías respiratorias, afecciones renales, y ayuda a calmar el dolor de cabeza. Disminuye la flatulencia, es digestiva, y sus propiedades antisépticas combaten el acné. Tiene un ligero efecto sedante, y es un buen remedio contra el insomnio.