Orégano

Planta perenne. Los tallos alcanzan hasta 60 cm. de altura. Las hojas son ovales de borde poco dentado, pequeñas y crecen en cada nudo del tallo, opuestas entre sí. Sus flores son pequeñas.

Poco exigente en cuanto a luz. Temperatura optima de 15ºC a 35ºC.

No es susceptible de deshidratarse, esta debe de estar en un estado de humedad constante, sobre todo en épocas de calor. Riego en pequeñas cantidades

Recolección

A la hora de recolectar la planta, podemos optar por la flor para infusiones o bien recoger los tallos y las hojas. Las ramas pueden cortarse en cualquier momento si se van a utilizar frescas (en la cocina para guisos, para aromatizar). Deben cortarse las ramas cuando la planta está a punto de florecer. Entonces hojas y flores se dejan secar a la sombra y se guardan en recipientes herméticos, en ambiente seco y oscuro.

Se utiliza más seco que fresco y entre sus propiedades se cuentan las de ser un estupendo tónico y digestivo. En infusión, el orégano ayuda a combatir las molestias de los catarros e infecciones de las vías respiratorias.