El arándano

El valor decorativo de una Planta de arándano es excelente. Atractivo en floración y con frutos y a la vez, en zonas frías, un color rojizo de las hojas durante el otoño.

Cultivo

El arándano necesita un suelo ácido (PH 4,5-5,5) con alto contenido de materia orgánica, que mantenga la humedad. El agricultor, puede aplicar turba acida, unos 8 litros, en el hoyo mezclándola con la tierra, cuando plante. Una buena cobertura orgánica para el suelo son hojas compostadas o serrín bien fermentado. Separe las plantas entre si de 1 a 2 mts.

Prefiere suelo arenoso con mucha materia orgánica y de textura suelta.

Necesita humedad constante pero moderada (sin encharcar)  durante todo el periodo de crecimiento.

Para acidificar el suelo puede aplicar 1 kg. de azufre en polvo por cada 10 m², siempre que el PH sea superior a 5,5.

El sistema radicular del arándano es muy superficial. Al cultivar la tierra debe hacerlo muy superficialmente, sobre todo al limpiar de malas hierbas.

Nunca use fertilizantes en el hoyo de plantación, la aportación del fertilizante se hará a lo largo de la estación de crecimiento de Mayo a Agosto. Use fundamentalmente Sulfato Amónico y no aplique más de 30 gramos por pie.

Poda

No necesita podar  el primer año, deje crecer libremente la planta. En años posteriores realice las siguientes labores de poda:

  •  Corte todas las ramas débiles, retorcidas, rastreras, etc…
  •  Procure dejar los brotes que emergen de la tierra. 3 o 4 y formando un vaso.
  • Reemplace las ramas más viejas endurecidas por las mas jóvenes.
  • No olvide que el arándano es un arbusto y su crecimiento es lento

Los arándanos son autofértiles, pero se recomienda tener mas de una variedad para obtener la mejor cosecha. Normalmente se presentan pocos problemas de plagas o enfermedades.

No necesitan sombra.