Calabacín

Planta anual, de crecimiento compacto y entrenudos cortos. Hojas grandes, con largos pecíolos huecos y lobulados, de tacto áspero. Flores grandes y amarillas. El fruto es alargado, cilíndrico y macizo de color verde.

Necesita bastante luz, temperatura optima de 20ºC a 30ºC.

Poco exigente, se adapta a varios tipos de suelo.

Riego debido a su elevada masa foliar, la tierra debe de estar en un estado de humedad óptimo. Riego frecuente pero en pequeña cantidades.

Recolección

A partir de los 45 días desde su plantación. Recolectar cuando el fruto tenga una longitud de entre 15 a 20 cm y un grosor de 4 a 6 cm. Para recolectar calabacines es aconsejable hacerlo con un cuchillo, llevando cuidado de no romper hojas.

Valor nutritivo

Alto contenido en vitamina C, betacarotenos, que el organismo transforma en vitamina A. A todas estas propiedades nutritivas hay que añadir su alto contenido en fibra. Elevado contenido en agua y en potasio, y debido a su escaso contenido en sodio su consumo resulta recomendable en caso de retención de líquidos, trastornos renales, cardiovasculares o hipertensión arterial.