Judía

Planta de desarrollo rápido. El tallo es delgado. Las hojas son trifoliadas con un pecíolo largo, que terminan en tres foliolos grandes más o menos triangulares acabando en punta y con superficie plana. Los frutos son vainas alargadas, conteniendo las semillas en forma arriñonada..

La judía es una de las legumbres mas consumidas tanto en verde como en grano bien verde o seco. Participa en las cualidades de todas las leguminosas.

Es planta exigente en temperatura por lo que la siembra debe hacerse cuando la temperatura del suelo alcance un mínimo de 12ºC. Temperatura optima de 25ºC .

Variedades

Existen los siguientes tipos:

.- Mata baja vaina cilíndrica tipo contender.

.- Planta baja vainas cilíndricas amarillas tipo Roquencourt.

.- Plana baja vaina plana tipo Garrafal Enana.

.- De Enrame o planta alta. vainas cilindricas y verdes tipo perfección.

.- Vainas cilíndricas y amarillas tipo oro del Rhin.

.- De Enrame, vaina plana verde tipo Garrafal Oro.

.- De Enrame, vaina plana y amarilla tipo Manteca

Se siembran en líneas separadas 70-80 cm. para variedades Enanas y de 90-1.20 r-m para las variedades de Enrame.

Se puede hacer la siembra en invernadero, en cepellones de empleando 2 semillas por cepellón que se plantará a distancias de 40 cm entre plantas.

Abonado

Estiércol muy bien hecho 20-30 kg/100 m2. mineral 7-10 kg /100 m2.

Recolección

La recolección se hará antes de la formación las semillas para que las vainas se mantengan tiernas, sin pergamino.

Cuando se trata de utilizar las semillas verdes, se recolectarán cuando las vainas tengan color amarillo.

Plagas

.- Pulgones: La judía es muy sensible al pulgón por lo que se combatirán al parecer los primeros focos

.-Botritis: la vaina recién formada, cuando no se desprende la flor es muy sensible a los ataques de Botritis

Es necesario escardar, con azada, para eliminar las malas hierbas, y el exceso de plantas de judia en la fila, si se siembra a chorrillo.

Riego frecuente pero en pequeña cantidades.

Valor nutritivo

Las judías verdes contienen un bajo aporte calórico. Entre sus minerales destaca la presencia de potasio y calcio, y en menor proporción, yodo, fósforo, hierro y magnesio. Las judías verdes son una de las verduras más pobres en sodio. En cuanto al contenido en vitaminas de las judías verdes, son buena fuente de vitamina C, folatos, y provitamina A o beta-caroteno, así como de B2 y B6, presentes en menor cantidad.