Tomate

Planta de tallos sarmentosos, hojas divididas, frutos rojos en la madurez. Pertenece a la familia solanaceas, procedentes de las selvas tropicales de Sudamerica, de allí vienen tambien pimiento, patata, tabaco, judias y el Maiz.

Las hojas son sencillas, pecioladas y de limbo hendido . Toda la parte verde de la planta está compuesta por pelos glandulares que al rozarse emite un liquido con olor característico. Las flores aparecen en racimos siendo el número de estas variables. El fruto es una baya carnosa, esférico y de gran calibre siendo verde al inicio y rojo-pintón cuando madura.

Cultivo muy exigente en cuanto a luz. Temperatura optima de 25ºC a 35ºC.

Poco exigente en suelo. Conviene remover el suelo periódicamente para mantener la planta en condiciones óptimas de cultivo y evitar la aparición de malas hierbas.  Se cultivan en Primavera y Verano, en tierra de huerta y con la posibilidad de regar, no resisten la sequía ni el tiempo frío.

Marco de plantación

Distancia entre plantas 35 cm. entre líneas 80 cm.

Recolección a partir de los 80 días desde su plantación. Para recolectar tomates es aconsejable hacerlo cuando el tomate esté entre verde y rojo, con un cuchillo o tijeras, llevando cuidado de no romper flores ni tallos.

Valor nutritivo

Aporta mayoritariamente agua y cantidades mucho menores de hidratos de carbono y proteínas, por lo que resulta poco energética, aunque constituye un alimento rico en vitaminas y sales minerales. En cuanto a su contenido en vitaminas, los tomates son muy ricos en vitamina C, sobre todo los de color rojo y también en vitamina A. Entre los minerales, cabe destacar la presencia de potasio.